Menu Close

Close
Menu

 

Historia

Historia de Leeco Steel

Leeco Steel comenzó en 1882 como Leopold Cohen Iron and Metal. El fundador de la compañía, Leopold Cohen, se estableció en el lado oeste de Chicago en la 300 Kedzie Avenue South donde se quedó hasta 1975. Crecimiento contínuo y condiciones de merecado cambiantes impulsaron una mudanza a una instalación más grande en la 1600 Kostner Avenue. El negocio abarcó tres generaciones y trabajó a lo largo de un siglo de progreso a medida en que continuaba ubicando estratégicamente instalaciones a lo largo y ancho de los Estados Unidos con el fin de servirle mejor a sus clientes.

Leeco Steel continuó estando en las manos de la familia hasta 1997 cuando empleados se hicieron socios con una firma de inversiones para comprar la compañía. Ese grupo de empleados dedicados manejaban un ESOP exitoso hasta el 2007 cuando fue comprado por O’Neal Industries.

Con ventas anuales de aproximadamente 25 mil millones $2.5 billion en el 2012, Industrias O’Neal es el centro de servicio familiar de metals más grande de la nación. La compañía consiste de 13 marcas líderes trabajando cooperativamente para brindar valor agregado a clientes en diversos mercados en todo el mundo. El Grupo de Metales industriales (IMG por sus siglas en inglés), compuesto por Acero O’Neil, Leeco Steel, O’Neal Flat Rolled Metals y Metales CHRG brinda una selección completa de productos y procesamiento, mientras que el Grupo de Metales de Alto Rendimiento (HPMG por sus siglas en inglés), el cual incluye Aleaciónes Aerodyne, Supply Dynamics, Metales TW, y United Performance Metals, se enfoca más en productos y servicos especializados (specialty products and services). Industrias O’Neil tiene su sede en Birmingham, Alabama y cuenta con más de 90 ubicaciones en Norte América, Sur América, Europa y Asia.

Hoy día, Leeco Steel continúa viendo éxitos y crecimiento. Su legado está arraigado en el trabajo duro, la dedicación de los empleados y la experiencia en la industria. Ahora contamos con doce ubicaciones en Norte América y uno en Santiago, Chile – y no hemos terminado. Se trata de un crecimiento inteligente que se traduce en buen negocio que ayuda a nuestros clientes.